Marcar un objetivo

Marcar un objetivo en Hattrick parece más sencillo de lo que realmente es. De una correcta elección del mismo puede depender el éxito o el fracaso, pudiendo prolongarse sus efectos durante varias temporadas. Que todos queremos ganar es algo evidente, pero que no todos ganaremos lo es aún más. Conviene por tanto tener siempre los pies en el suelo, teniendo presente en todo momento que los rivales buscan lo mismo e incluso es posible que estén más preparados que nosotros para alcanzar un mismo objetivo.

¿Quiere decir esto que no debemos ser ambiciosos?

No. La ambición no se debe perder nunca, pero no todo lo que se quiere en la vida, se puede conseguir a corto plazo. Hay muchas ocasiones en que debemos esperar un mejor momento para alcanzar los retos que nos propongamos, hasta estar mejor preparados. Aunque si la ocasión se presenta antes de lo previsto, no hay que dejarla escapar.

Hattrick es un juego que funciona con cierta lógica, aunque haya un pequeño porcentaje de ocasiones en que no parece haber lógica alguna. Esto quiere decir que un equipo muy potente ganará casi la totalidad de las veces que se enfrente a uno de escaso potencial, salvo en ocasiones por causas poco habituales. Si sabemos valorar en qué momento nos encontramos en el lugar del equipo potente, del equipo débil o si nos encontramos en igualdad de condiciones, es posible que nos marque el camino de la consecución de nuestro objetivo.

Pero antes de decidir nuestro objetivo, hay una serie de pasos previos que deberíamos dar para asegurarnos de haberlo elgido correctamente. Pasemos a verlos.

 

Estudiar el nivel de los rivales

Hay varias formas de estudiar a los rivales. Todas ellas son algo subjetivas, pero si se analizan de forma conjunta, puede ofrecernos una visión aproximada del potencial de cada uno de ellos. A continuación puedes ver algunos aspectos que no deberías pasar por alto.

 

  • Sueldos

Debes mirar los 13 o 14 jugadores con más sueldo de tu rival con el fín de intuir su nivel de habilidades. Ten siempre a mano una tabla de salarios para poder hacer esto y ten en cuenta que los jugadores mayores tendrán un sueldo menor, por lo que deberás calcular su reducción salarial por edad para saber su nivel aproximado.

  • Calificaciones

Aunque unas calificaciones mayores no implican un mayor potencial, es conveniente que estudies las de tus rivales. La web de estadísticas htstats.com/ es una buena herramienta para realizar dicha tarea. Ahí podrás ver lo potentes que suelen ser tus rivales en cada una de sus lineas y analizarlas de forma conjunta con los datos del punto anterior.

  • Entrenador

Debes fijarte en el nivel y liderazgo de los entrenadores rivales. El nivel suele indicar si siguen un plan de entrenamiento correcto y el liderazgo les ayudará o no a gestionar mejor el espíritu y por tanto, el nivel del mediocampo.

  • Economía

Vigilar su historial de transferencias y enfrentarlo a los sueldos que maneja puede hacer que intuyas si tu rival cuenta con dinero disponible en caja para reforzarse y mejorar su potencial. Además, observar la capacidad de sus estadios y su afluencia habitual te ayudará a hacerte una idea de los beneficios que obtengan derivados del mismo.

  • Calendario

Deberías analizar tambien la composición del calendario, pues como ya dijimos en un capítulo anterior, los objetivos de los equipos van cambiando durante la temporada. Un calendario sencillo o complicado puede favorecer dichos cambios. La dificultad del mismo puede depender de algunos detalles, como el momento en que se reciba y/o visite a los equipos potentes y/o débiles.

 

Una vez hayas analizado estos datos de forma conjunta, debes hacer lo mismo con tu equipo y enfrentar tus datos a los de tus rivales para valorar tu potencial dentro del grupo.

 

Dividir el grupo en subgrupos

Salvo raras excepciones, no suele ser muy complicado dividir a los 8 equipos del grupo en 2 o 3 subgrupos. El criterio que debes seguir irá determinado por el potencial de los mismos. Lo habitual es que existan 3 subgrupos en cada liga.

  • Equipos que pelearán el ascenso
  • Equipos que buscarán una buena clasificación
  • Equipos que intentarán evitar el descenso

Debes tomar los datos que extrajiste del analisis que hiciste en el punto anterior e intentar valorar en qué grupo se encuentra cada equipo. Debes prestar especial atención a tu equipo y valorar fríamente en qué grupo te encuentras. No debes pecar ni de "ambición ciega" ni de "conformismo desmesurado". Debes tener en cuenta que este será el paso previo a la elección del objetivo deportivo.

 

Decidir y plantear tu objetivo

Una vez analizado el grupo y determinado el subgrupo de equipos en el que te encuentras, el siguiente paso es fijar tu objetivo, que debe ser "realizable" en condiciones normales. Escojas el que escojas, debes intentar siempre quedar el primero de entre los equipos que lucheis (a priori) por un mismo objetivo.

Debes tomar el calendario y hacer una primera valoración de los partidos en que crees que jugarás PICVer?, normal o MOTSVer?. Dicha gestión del espíritu suele ser básica para conseguir el reto que te marques. Es evidente que cuanto más alto sea el liderazgo de tu entrenador, mejor gestión podrás hacer.

Recuerda que todo lo que has previsto no tiene por qué cumplirse y las razones pueden ser de todo tipo. Desde un usuario que abandona su equipo siendo favorito, a otro que contaba para el descenso y por razones insospechadas, va sacando adelante sus partidos con la suerte y conocimientos necesarios. Debes saber replantear la situación a menudo, pues una correcta y habitual composición de lugar puede marcar la linea que separa el éxito del fracaso.

Debes tener en cuenta tambien las posibles formaciones que usarás en tus partidos y anticipar tus movimientos cual jugador de ajedrez. Usa dichas formaciones en partidos previos con el fín de tenerlas bien entrenadas y no sufrir el riesgo de tener confusión y por tanto, pérdida de calificaciones, especialmente de mediocampo.

 

 

Con la simple lectura de estas pocas páginas con que cuenta el comienzo, ya deberías estar preparado para competir correctamente en divisiones bajas, en las que el nivel de los equipos suele ser bastante escaso debido al casi nulo conocimiento que los usuarios tienen de la mecánica del juego. Aprovéchate de ello ganando partidos y ascendiendo divisiones, mientras sigues ampliando tus conocimientos en páginas más avanzadas de la Guía de Hattrick IHT.


 

RSS IHT