Los mánagers

Selecciones

Los mánagers que opten a tener un jugador en la selección deben tener plena determinación y contar con grandes dosis de paciencia, pues lo normal es "mimar" a los futuribles durante varias temporadas, haciendo que el equipo gire en torno a estos. Esto implica que mcuhos son los aspectos de un club que deben cambiar antes de hacerse con un futurible.

Para comenzar, hay 2 formas de hacerse con un futurible.

La 1ª consiste en que el mánager lo ascienda directamente de su cantera o academia. Esta es la fórmula más económica, aunque la inversión en cantera tambien conlleva unos gastos al cabo de un tiempo.

La 2ª forma es adquirirlo en el mercado de transferencias. Esta adquisición suele ser "preparada" por el staffVer? del momento, intercediendo entre el manager vendedor y el posible comprador. Estas transferencias suelen denominarse comunmente como "repatriaciones".
Las repatriaciones no siempre acaban como el staff organiza, puesto que el mercado es libre y cualquier manager puede pujar por cualquier jugador, pero suele ser habitual que los managers que siguen a la selección respeten las decisiones del staff, no interviniendo en estas ventas en forma de pujas.


Una vez que el manager se ha hecho con el futurible por alguna de las 2 formas antes mencionada, comienza la preparación del jugador para seguir manteniendo sus opciones de selección intactas. Dicha preparación la suele preparar el staff, que más tarde se la comunica al manager en forma de consejos o recomendaciones.

Normalmente el manager debe dejarse aconsejar y seguir dichos consejos, pues es el staff el que mejor conoce las necesidades de la selección y es el que continuamente sigue la evolución de todos los futuribles, intentando estar informado y plenamente documentado de cualquier cambio en las reglas del juego.
Asimismo, el staff suele estar plenamente capacitado para dar dichos consejos y suelen dominar todos los aspectos del juego, o así debería ser en teoría, pues hacerse con el mando de la selección supuestamente implica ese dominio.

Los consejos o recomendaciones del staff van encaminados a la correcta progresión del jugador, lo que implica que aconsejarán el entrenamiento más apropiado, intensidad y porcentaje de condición requeridos, así como el nº de doctores necesarios para sanar a un jugador en un tiempo concreto, para de esa forma poder llegar a un partido concreto tras una lesión.

En definitiva, el staff debe aconsejar al manager en todo momento y este debería seguir esos consejos. Por desgracia eso no siempre terminará con el jugador vistiendo la camiseta de la selección, puesto que futuribles hay muchos, pero internacionales pocos.

Pero es ahí donde se ve la implicación de un manager con su selección y es donde debe demostrar que siente los colores de su país, aunque sepa de antemano que sus opciones son mínimas. Las lesiones de otros futuribles u otras causas pueden hacer que un jugador con pocas opciones las gane con el tiempo. Eso y una gran implicación, puesto que hay managers menos implicados que hacen que sus jugadores pierdan opciones al no seguir los consejos del staff, lo cual hace perder potencial a la selección. Es por ello que los éxitos de la selección dependen en gran medida de toda la comunidad.

RSS IHT