Estudio estadístico de resultados

Estudio

En esta página tomaremos una base de datos de más de 21000 partidos y analizaremos los resultados de los mismos mediante su desglose, en función de diferentes factores que inciden en ellos. No trataremos de extraer conclusiones, como hicimos en otros estudios. Simplemente mostraremos estadísticas de todo tipo de partidos reales que se disputaron entre finales de 2009 y lo que llevamos de 2010.

Esperando que el lector no extraiga más conclusión que la que se puede extraer de cualquier estadística, nos disponemos a mostrar los primeros datos. En todos los datos que se muestran en esta página no se incluyen los partidos con WOVer?.

En la siguiente tabla se muestra la frecuencia en los resultados de los partidos en forma de porcentaje. Así, si por ejemplo quieres saber con qué frecuencia se produce un resultado de 2-3, deberás mirar la celda que resulta de cruzar el 2 de la columna de la izquierda, con el 3 de la fila superior. Por tanto podrás comprobar que el 2-3 se da con una frecuencia del 2,5%.

 

L/V 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
0 2,2% 3,8% 4,1% 3,4% 2,9% 2,2% 1,6% 1,2% 1,0% 0,8% 0,5% 0,2%
1 4,4% 3,6% 4,4% 3,0% 2,2% 1,3%
0,7% 0,4% 0,2% 0,1% 0,1% 0,0%
2 5,0%
5,1% 2,7% 2,5% 1,3% 0,6% 0,3% 0,1% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0%
3 4,8% 3,9% 2,5% 1,1% 0,7% 0,3% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
4 3,8% 2,9% 1,4% 1,0% 0,2% 0,2% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
5 2,7% 1,8% 0,8% 0,4% 0,2% 0,0% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
6 2,0% 1,0% 0,4% 0,2% 0,1% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
7 1,5% 0,5% 0,2%
0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
8 0,9% 0,3% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
9 0,7% 0,2% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
10 0,5% 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%
11 0,1% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0%

 

Esta tabla incluye los partidos con prórrogas y/o penaltis.

Los colores de la tabla muestran la frecuencia de cada resultado, desde el verde para resultados más frecuentes, al rojo de los menos frecuentes, pasando por los colores intermedios. Los resultados con una frecuencia inferior a 0,05% no se muestran en esta tabla, o lo hacen redondeados a 0,0%.

 

A continuación veremos cuanto beneficia o perjudica a los equipos el jugar en casa o fuera, si atendemos únicamente a sus resultados.

 

Tipo partido 1 X 2
Normales 49,9% 9,7% 40,4%
Derbis 45,5% 9,7% 44,9%

 

Esta tabla no incluye los partidos disputados en campo neutral. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

En esta ocasión observaremos la diferencia en los marcadores desde el punto de vista del equipo local, separando nuevamente entre partidos normales y derbis.

 

Diferencia Normales Derbis
+6 o sup. 6,8% 6,1%
+5 3,9% 3,6%
+4 6,2% 5,3%
+3 8,8% 7,7%
+2 10,9% 9,2%
+1 13,2% 13,5%
0 9,7% 9,7%
-1 11,8% 10,9%
-2 8,7% 8,7%
-3 6,4% 7,2%
-4 4,4% 4,6%
-5 3,0% 3,8%
-6 o sup. 6,0% 9,7%

 

Esta tabla no incluye los partidos disputados en campo neutral. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo las diferencias precedidas de "+" a las victorias de los equipos locales y las precedidas por "-" a las de los equipos visitantes.

 

Ya hemos visto la incidencia que tiene estadísticamente jugar en casa o fuera, jugar un partido normal o jugar un derbi. Estos aspectos inciden en el nivel del mediocampo del equipo local (partido normal) o de ambos equipos (derbi). A su vez, dicha incidencia hace que los equipos afectados suelan potenciar o debilitar otras calificaciones.

Pero volviendo al nivel de mediocampo, veamos en una nueva tabla cómo afecta a los resultados de los partdos, sin atender al resto de calificaciones. A continuación veremos el porcentaje que representa cada signo de los partidos (1, X o 2), según el ratio de medio en el mismo.

 

Ratio de medio 1 X 2
0% a 4,99% 0,0% 0,0% 100,0%
5% a 9,99% 0,0% 0,0% 100,0%
10% a 14,99% 1,2% 2,4% 96,5%
15% a 19,99% 0,9% 1,9% 97,2%
20% a 24,99% 2,9% 1,0% 96,2%
25% a 29,99% 4,6% 2,8% 92,6%
30% a 34,99% 6,9% 5,2% 87,9%
35% a 39,99% 9,2% 7,1% 83,7%
40% a 44,99% 16,7% 8,6% 74,7%
45% a 49,99% 28,4% 12,1% 59,6%
50% a 54,99% 48,4% 14,0% 37,5%
55% a 59,99% 66,9% 11,5% 21,5%
60% a 64,99% 75,0% 10,2% 14,7%
65% a 69,99% 81,5% 8,4% 10,1%
70% a 74,99% 84,3% 7,3% 8,4%
75% a 79,99% 89,2% 5,8% 5,0%
80% a 84,99% 93,0% 3,8% 3,2%
85% a 89,99% 95,2% 2,6% 2,2%
90% a 94,99% 92,6% 1,9% 5,6%
95% a 100% 100,0% 0,0% 0,0%

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

Puede apreciarse de forma evidente que por una u otra causa, el nivel de mediocampo incide claramente en el signo de los partidos, correspondiendo el mayor porcentaje de victorias a quien precisamente posee un mayor ratio de mediocampo.

Pero a pesar de lo que parece, no todo es mediocampo y es por ello que vamos a observar a continuación cómo inciden el resto de calificaciones en el resultado de los partidos.

Comenzaremos mirando a las calificaciones defensivas. Antes, seleccionaremos un rango fijo de ratio de medio, para no influenciar en los resultados. Aprovecharemos entonces la tabla superior y seleccionamos entonces el ratio de medio que va del 50% al 54,99%.

Ahora tomaremos los ratios de las 3 defensas, enfrentadas a los 3 ataques rivales opuestos y haremos la media de los 3. Por ejemplo, si tenemos que nuestros ratios defensivos son 55%, 60% y 56%, obtenemos que la media de ratios defensivos es del 57%.

Dicho esto, pasemos a observar los resultados en la tabla siguiente.

 

Ratio medio de defensa 1 X 2
0% a 19,99% 0,0% 0,0% 100,0%
20% a 29,99% 13,5% 5,4% 81,1%
30% a 39,99% 22,2% 9,1% 68,7%
40% a 49,99% 31,3% 13,7% 55,0%
50% a 59,99% 47,2% 14,6% 38,2%
60% a 69,99% 61,8% 14,6% 23,6%
70% a 79,99% 71,6% 12,6% 15,8%
80% a 100% 71,2% 21,2% 7,6%

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. No incluye aquellos cuyo ratio de medio del equipo local sea igual o superior al 55%, así como los que sean inferiores al 50%. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

En la tabla puede observarse cómo los niveles medios de las defensas enfrentadas a los ataques rivales, inciden tambien en el resultado de los partidos, aunque dicha incidencia es menor a la que proporciona el ratio del mediocampo.

A continuación vamos a hacer la misma operación, pero esta vez trataremos de observar la incidencia de los ratios de los ataques, enfrentados a las defensas rivales.

 

Ratio medio de ataque 1 X 2
0% a 19,99% 5,6% 22,2% 72,2%
20% a 29,99% 22,5% 13,4% 64,1%
30% a 39,99% 37,4% 13,7% 48,8%
40% a 49,99% 53,6% 15,7% 30,6%
50% a 59,99% 70,0% 11,5% 18,5%
60% a 69,99% 76,3% 6,1% 17,5%
70% a 79,99% 88,2% 0,0% 11,8%
80% a 100% Sin datos

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. No incluye aquellos cuyo ratio de medio del equipo local sea igual o superior al 55%, así como los que sean inferiores al 50%. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

Ya hemos visto la influencia estadística de las calificaciones en el resultado vistas por separado, pero ahora haremos lo mismo, pero combinándolas. Como sería demasiado pesado y extenso separar tambien por ratios, esta vez nos fijaremos únicamente en si se ganó cada zona o se perdió, excepto en el caso del medio, que lo pondremos siempre ganándolo. Las casillas que aparezcan en verde indican que se ha ganaron esas calificaciones por el ratio que sea y las que aparezcan en rojo es que se perdieron. No hacemos distinción entre las bandas, por lo que sólo veremos DCVer? y DLVer?. Procedamos a ver pues la tabla resultante.

 

Medio DL DC DL AL ACVer? AL 1 X 2
O X X X X X X 31,8% 11,1% 57,1%
O X O X X X X 41,7% 15,7% 42,6%
O O X O X X X 45,7% 17,6% 36,7%
O O O O X X X 66,6% 14,6% 18,8%
O X X X O X X 56,6% 12,0% 31,3%
O X X X X O X 59,1% 10,6% 30,3%
O X X X O O X 59,4% 13,0% 27,5%
O X X X O X O 66,7% 11,1% 22,2%
O X X X O O O 85,5% 6,5% 8,1%
O X O X O X X 70,8% 8,3% 20,8%
O X O X X O X 65,9% 4,5% 29,5%
O X O X O O X 87,9% 6,1% 6,1%
O X O X O X O 90,0% 0,0% 10,0%
O X O X O O O 82,4% 2,9% 14,7%
O O X O O X X 63,6% 7,5% 29,0%
O O X O X O X 73,1% 15,4% 11,5%
O O X O O O X 80,5% 4,9% 14,6%
O O X O O X O 73,7% 15,8% 10,5%
O O X O O O O 88,6% 4,5% 6,8%
O O O O O X X 84,1% 8,5% 7,4%
O O O O X O X 94,5% 2,6% 3,0%
O O O O O O X 91,5% 3,6% 4,9%
O O O O O X O 97,0% 1,5% 1,5%
O O O O O O O 99,0% 0,8% 0,2%

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

Los resultados de los partidos parecen indicar una cierta lógica en función del número de lineas que ganemos y cuales sean estas. Pero quizás esta tabla no sea tan clara al carecer de los ratios por los cuales se ganaron cada calificación. Por eso veremos a continuación una que mira más a fondo una de las opciones anteriormente expuestas en la tabla. Dicha opción es la más común en Hattrick, que no es otra que ganar las defensas y perder los ataques. Nuevamente miraremos desde el punto de vista del equipo que gana el medio y usaremos varios ratios distintos para ver la influencia de los mismos en el resultado de los partidos.

 

Medio DL DC DL AL AC AL 1 X 2
+50% +50% +50% +50% -50% -50% -50% 66,6% 14,6% 18,8%
+50% +50% +50% +50% -40% -40% -40% 51,1% 20,2% 28,8%
+50% +50% +50% +50% -30% -30% -30% 42,1% 20,1% 37,9%
+50% +60% +60% +60% -50% -50% -50% 73,5% 13,8% 12,7%
+50% +60% +60% +60% -40% -40% -40% 58,0% 20,7% 21,4%
+50% +60% +60% +60% -30% -30% -30% 44,4% 22,2% 33,3%
+50% +70% +70% +70% -50% -50% -50% 75,1% 13,7% 11,1%
+50% +70% +70% +70% -40% -40% -40% 59,8% 18,9% 21,2%
+50% +70% +70% +70% -30% -30% -30% 37,7% 24,5% 37,7%
+55% +50% +50% +50% -50% -50% -50% 71,0% 13,6% 15,4%
+55% +50% +50% +50% -40% -40% -40% 55,4% 19,2% 25,4%
+55% +50% +50% +50% -30% -30% -30% 45,0% 19,4% 35,6%
+55% +60% +60% +60% -50% -50% -50% 76,2% 12,8% 11,0%
+55% +60% +60% +60% -40% -40% -40% 61,6% 19,3% 19,0%
+55% +60% +60% +60% -30% -30% -30% 46,9% 21,4% 31,6%
+55% +70% +70% +70% -50% -50% -50% 78,5% 12,5% 9,0%
+55% +70% +70% +70% -40% -40% -40% 63,4% 18,8% 17,9%
+55% +70% +70% +70% -30% -30% -30% 40,9% 22,7% 36,4%
+60% +50% +50% +50% -50% -50% -50% 74,6% 12,6% 12,8%
+60% +50% +50% +50% -40% -40% -40% 57,6% 19,5% 22,9%
+60% +50% +50% +50% -30% -30% -30% 44,0% 20,0% 36,0%
+60% +60% +60% +60% -50% -50% -50% 79,7% 11,5% 8,9%
+60% +60% +60% +60% -40% -40% -40% 64,8% 19,3% 16,0%
+60% +60% +60% +60% -30% -30% -30% 48,5% 21,2% 30,3%
+60% +70% +70% +70% -50% -50% -50% 80,4% 12,0% 7,7%
+60% +70% +70% +70% -40% -40% -40% 66,2% 19,5% 14,3%
+60% +70% +70% +70% -30% -30% -30% 44,0% 28,0% 28,0%

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

Una vez vista la influencia de las calificaciones en la estadística de resultados, pasaremos achora a ver otro de los aspectos importantes en el desarrollo de los partidos, los eventos especiales, tambien conocidos como EEVer?.

Esta vez cambiamos un poco la forma de presentar los datos con respecto a las tablas anteriores, por lo que no tendremos en cuenta ninguna de las calificaciones. Solo tendremos en cuenta los eventos especiales de cada uno de los equipos. Separaremos las filas de la tabla según el nº de goles que metiese cada equipo de evento especial y mostraremos en cada una de ellas el porcentaje de victorias, empates o derrotas en forma de porcentaje.

 

 

EE local EE visitante 1 X 2
3 0 100,0% 0,0% 0,0%
2 1 100,0% 0,0% 0,0%
2 0 89,8% 6,1% 4,1%
1 2 37,5% 0,0% 62,5%
1 1 46,3% 8,5% 45,1%
1 0 70,8% 8,2% 21,0%
0 2 7,5% 9,4% 83,0%
0 1 26,7% 9,9% 63,4%
0 0 51,1% 12,6% 36,2%

 

Esta tabla incluye todo tipo de partidos, excepto los WO. Solo incluye partidos disputados en septiembre y octubre de 2010. Los resultados se muestran de forma porcentual, correspondiendo el 1 a la victoria local, la X al empate y el 2 a la victoria visitante.

 

A pesar de todo lo que has podido ver sobre estas lineas, cabe recordar que las calificaciones finales de los partidos no muestran mas que la media de las mismas durante todo el partido. Es por ello que conviene tener presente que las calificaciones finales no muestran siempre una cierta lógica en el desarrollo del partido.

 


RSS IHT